Aprendizaje, Crianza, Educación, Infancia, Juicios, Límites, Maternidad, Maternidad intuituva, Mis hijos, Necesidades Infantiles, respeto, Uncategorized, Unschooling

Observar intereses vs. Interpretar necesidades

No dejo de sorprenderme cuando escucho o leo la frase “lo que el niño necesita”.

Me parece una frase muy bonita, a primera vista, que muchas veces proviene de personas con muy buenas intenciones. Pero el otro día escuchándola, por enésima vez, me di cuenta de qué era lo que me chirriaba cuando escuchaba esa frase.

El caso era que una madre estaba hablando de que, a la hora de elegir un colegio u otro, siempre hay que mirar “lo que el niño necesita”. Porque hay niños que “necesitan” ciertas directrices para que no “se pierdan” y otros contacto con la naturaleza y otros mucho espacio para moverse, y otros yoquesé.

Lo de la directividad lo he escuchado más de una vez. “Hay niños que necesitan que les dirijan porque si no, se pierden”.
Pero no me interesa abordarlo en este escrito.

20190206_122055

Lo primero que saltó en mí fue mi sensación de “ay, dios, que yo no sé ver lo que mi hijo necesita”. Pero luego en seguida me di cuenta de que lo que mis hijos necesitan:
1. No tiene nada que ver con lo que yo “creo que necesitan”.
2. Lo que yo creo que necesitan no deja de ser una creencia. Como puede serlo cualquier otra.
3. Por lo tanto, es tan sólo una interpretación.
Y una interpretación es sólo eso y nada más que eso.

Lo que yo crea que necesiten siempre va a ser una interpretación subjetiva (en base a creencias culturales, sociales o individuales) de lo que en realidad necesitan. Algunas veces, puede ser que con mi interpretación acierte la necesidad o me acerque a ella. Y otras veces puede ser qur tan sólo esté proyectando mi deseo, anhelo, o incluso mi miedo y mi culpa.

A no ser que nuestros hijos necesiten algo y lo soliciten de forma clara o nos guiemos a través de sus gustos, peticiones, sus modos de actuar, sus formas de desenvolverse, etc., sin interpretarlos. Cada vez que digamos mi hijo necesita normas estaremos interpretando en base a nuestra creencia la conducta “x” del niño.

Por ejemplo, mi hijo de 9 años está por defecto tumbado en el sofá, sea jugando a la tablet o a la play o simplemente retozando cual musaraña, o jugando a juegos tranquilos que no requieren una motricidad gruesa. Por lo general él no es un niño que está moviéndose continuamente. Él, por defecto está quieto y, si puede, tumbado.

20180917_154247

Alguien, incluso yo misma, podrá decirme “tu hijo necesita moverse”, porque en general creemos que los niños “tienen que moverse”.
De modo que terminaré pensando que mi hijo necesita estímulos que le hagan estar más activo y en movimiento, porque él por sí sólo no lo hace. Y que necesita actividad para salir de esa inactividad.
Pues bien. Esto es tan sólo una interpretación. En base a lo que creo.
Si creo otra cosa, mi interpretación será diferente.

Puede ser, por el contrario, que haya un niño que no para de ir para todos lados y está continuamente moviéndose. Puede ser que se contemple esa conducta como una necesidad en sí misma y se busquen espacios adecuados para desarrollar la motricidad. O que, por el contrario, se interprete esa misma conducta como una necesidad de límites y normas. También es posible que se le clasifique como niño con algún tipo de trastorno. Puede ser también que alguien sugiera que el niño tiene algún tipo de problema emocional detrás de la conducta y que necesita más presencia por parte de los padres.
Dependiendo de quién lo mire y cómo se contemple al niño, se le dará una interpretación u otra.

Así hasta el infinito.
Pero lo que es vital, es que me de cuenta que cuando interpreto la conducta del niño (o de cualquier persona) no le estoy mirando a él. Estoy mirando lo que pienso que debe ser. Estoy mirando a mis creencias, pensamientos, estructuras, arquetipos, estudios científicos, etc.
Creo que es importante que ponga atención en el hecho que no le estoy contemplando a él en sus decisiones, preferencias y gustos. Y mucho menos tampoco estoy mirando el modo de potenciar lo que él lleva intrínseco.

Cuando mi hijo está en el sofá y yo pienso que necesita actividad, me estoy olvidando de mirarle.
Me olvido de ver que disfruta de su sofá, de su casita y del suelo (desde pequeño le gusta estar tirado en el suelo). Y de que es existencialista y observador y le gusta que le cuenteb, que le expliquen y observar cómo se desarrollar los acontecimientos. Aprende de ello. Él no es activo e incitador.

En vez de mirarle y observarle tal cual, estoy haciendo una interpretación en base a mirar mi creencia. Me estoy mirando a mí misma y mis creencias de “lo que debiera”.

Estoy interpretando su necesidad a través de mi prisma. Un prisma cargado de creencias, algunas basadas en estudios científicos, otras en creencias sociales, otras llevan la propia experiencia vital, etc.

Pero una interpretación es sólo eso. Y no tiene nada que ver con la necesidad real del niño.

Puede ser incluso que, con mi interpretación, acierte y de con su necesidad real. Pero también puede ser que mi modo de percibir las conductas de mis hijos me hagan creer que “necesitan” más normas o una escuela más directiva o comer menos azúcar o estar menos tiempo delante de las pantallas o jugar más al aire libre o correr más o hacer más deporte, etc sin fin.

20180908_144602
En fin, con esto que expongo no quiero poner en tela de juicio a nadie. Mirando a los niños es como observamos sus necesidades.
Mirando.

Creo que es necesario estar atentas y atentos a las interpretaciones que hacemos en base a lo que estamos viendo. Porque podemos encontrar información sobre nosotros mismos. Véase exigencias, culpas, proyecciones, etc.

Escribo esto porque me apetece poner en cuestión este tema y ya que cada cual haga su propia reflexión.

La mía queda aquí expuesta.

Propongo mirar más e interpretar menos. Observar intereses y quedarnos maravilladosante la magnificencia que expresan siendo ellos mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .