Escritura creativa, Inteligencia emocional, Maternidad, Necesidades Infantiles

De hadas y dragones. De rabia y represión

Estoy harta de ponerme
Contra la espada y la pared

De atarme la soga al cuello

Y encima sentirme mal
Por mi rabia
Por mi tristeza
Por mi inconformismo
Por mi incomodidad
Mi sensación de incapacidad

De una vez por todas
Quiero aceptar
Esos sentimientos
Darles la bienvenida
Abrirles mis puertas
Y masturbarme a gusto
También con ellos

Quiero dejarme en paz
Quiero respetarme

Me he cansado de respetar a los demás
También de respetar por sobre todas las cosas
A mis hijos
Y les sigo amando con todo mi corazón
Y no me he cansado de ellos
Pero sí de mí
Exigida hasta la última gota
De paciencia
De comprensión

Como si el respeto fuera tan sólo en un dirección

Tan sencillo
Tan obvio
Pero me había olvidado
Me había olvidado que el respeto empieza en mí

Me he cansado tanto de todo
que no puedo dejar de escribirlo.
Estoy harta de todo.

De tener en cuenta
siempre a los demás
A mis hijos
A mi madre
A mi pareja
Al padre del primero
A mi padre
A mi hermano
A la vecina
Al panadero
Hasta a los mosquitos
Y a las arañas
De comprender los motivos de todos
De sanar mis faltas
Y ver mis bloqueos

Me cansé del karma y la meditación

Me he cansado de comprender
De tener en cuenta a todo el mundo
Y, con todo ello, a dejarme a mí para el final.
Para los restos
Las migas
El si sobra algo…

He sido deshonesta
Me he creído capaz de todo
Me he exigido demasiado
He saturado mi paciencia
Y mi espontaneidad se ha derribado

Como madre, era estupenda
Pero…
Y…
¿Como Yo?
¿Qué soy Yo?
¿Qué quiero Yo?
¿Quién es ese Yo?

Ese Yo es mi ego lanzándose kamikaze
A salvarme el pellejo atado por un hilito a la alegría
Es el que ha venido a enmendar el hilito
Y darse cuenta de la tremenda represión
Que lo tensaba.

Reprimir mi cuerpo
Mi comida
Mis pensamientos
Mis acciones
Ya sólo me faltaba reprimir
Mis emociones
Y no
Darle el apoyo que necesitan.

No dejar salir la rabia
No dejar salir el enfado
Dejar a la tristeza enjaulada
Para que mis hijos no la presencien
Tanto como me vienen a vestir

Esconder todo eso
Debajo de mi amor
Taparlo
Asfixiarlo
Con palabras adecuadas
Y formas preestablecidas
Comunicaciones de sastre
Hasta que dejen de respirar
Y se ahonguen conmigo y mis exigencias
De todo lo buena
Y comprensiva persona que soy.

Quizá así se muera la rabia
Y la tristeza no tenga más remedio que no volver.
Quizá así mi disfraz aparezca sin pliegues
Lustroso y apetecible
Para los demás

Pero me he cansado tanto
Que he pensado
Que el amor también se enfada
Y también llora por los rincones
Que el amor,
Aparte de agradecer
También se compunge.

Y que el amor
Que todo lo hace
Hace también a las emociones
Mal-llamadas negativas

Me pregunto por qué
Siento que tratamos a los hijos como si se fueran a romper
Como si la realidad tuviera que ser dulcificada para que ellos puedan habitarla.
Me pregunto por qué callamos
Por qué hablamos de límites
Y no de lo que queremos
Me pregunto por qué
Nos henos inventado un lenguaje
Que no les habla de nosotros.
Y que ni lanzar un grito o en estallido podemos.

Se nos olvida que las hadas y los elfos
Coexisten con los dragones y el fuego.
Y que en el mundo de las hadas
También hay tormentas devastadoras
Y que deben tener sus propias experiencias para aprender cómo se hace para torear a los dragones
Sortear a los orcos
Apaciguar a los leones

Cómo deben hacer para lidiar con ellos.

Y no es dándoles tranquilizantes

La vida no es siempre cortés

La vida ruge

Me he visto así tantas veces
Tratando de que mi hijo mayor no sufriera cuando me separé de su padre

Y ahora me doy cuenta
Que lo unico que le causaba sufrimiento
Era mi propio sufrimiento
Que no se manifestaba explícitamente
Como tal
Sino camuflado
En todo lo que debería hacer
Como madre
Para que mi hijo estuviese bien
Olvidando
Por completo
Lo que yo necesitaba

Tratando de que no sufra
Tratando de minimizarle las heridas
Tratando de tener todas las posibilidades
Contenidas en soluciones
Tratando de llevarme bien
Con alguien a través del cual me hacía daño
Tratando
Y tratando

Y era el “tratando”
Lo que me hacía sufrir.

Porque el dolor
Perdona que te diga
Pero es inherente a la vida.
Lo malo del dolor
No es el dolor
Sino lo que nos cuesta vivirlo
Y dejarle paso.

Lo malo del dolor
No es el dolor
Sino
Todo lo que nos mortificamos
Lo retenemos
Lo ocultamos
Lo inhabilitamos
De la manera que sea
Para que no tire mucho de nosotros

Se nos olvida
-Como yo me olvidé  de mí –
Que el dolor
Es la otra cara del placer

Es lo irremediable

Creo que
Si pudiéramos hacer algo por nuestros hijos
-cosa que no podemos-
No sería aliviarles el dolor
Contener la rabia
Sino mostrarles
A través de nuestro propio ejemplo
Que también genera cosas valiosas

Que genera inconformidad
Que genera rebeldía
Que genera cambio
Que genera energía
Que genera acción
Que genera nuevas estructuras
Que nos muestran
Que hasta aquí fue la cosa
Que no vamos a tolerar más

O que es un proceso
Que
No queda más remedio
Que pasar

El sufrimiento
Es tan sólo la concepción
De que el dolor
Es malo

Y como es malo
Hay que erradicarlo

Y de ahí surgió la búsqueda de paz interior
Como forma de deshacerse
Del sufrimiento que provoca
El dolor de estar vivo en situaciones irremediables.

Creímos que, como el dolor,
Proviene de ciertas emociones
Pues cortando las emociones
Listo,
Erradicábamos el dolor
Que tanto nos duele

Y nos olvidamos de que somos cuerpo
Y que el cuerpo
Es emoción.
Así como me olvidé yo
De respetar mis emociones
Y, por ende, mi cuerpo

Por querer comprender demasiado
Me olvidé de mí

Quiero reconciliarme
Con mi parte
Más triste
Más rabiosa
Más oscura
Más temerosa

Así que lo mejor que puedo hacer
Es aprender de mí
Es dejarme en paz
Es confiar en mí
Y en mis emociones
Que se manifiestan como signo de algo interno

Probar cómo me sienta expresar las cosas
Encontrar mi manera
Buscar mi punto

Como con la sal

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .