Uncategorized

Un coño sagrado, por el que se perpetra la vida

Hace 34 años que
salí por el coño de mi madre.

Un coño.
Un útero.
Una panza grande y hermosa.

Un coño sagrado

por el que se perpetra la vida.

Salí por un coño y di a luz por el
mío
propio.

Se abrió,
para dejar entrar la vida.

Y se abrió, para dejar salir la vida.

Bendito mi coño,

que permite mi gozo.

Bendita mi vida,

que permite mi sueño.

Bendito mi cuerpo,

que permite mi vida.

Y la de mis hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .